PRECON es una empresa del Grupo Cementos Molins | Ver la web del Grupo

Tu satisfacción, nuestro objetivo

En PRECON nos mueve tu satisfacción. Por eso, diseñamos procesos que nos aseguren que el producto y los servicios que te ofrecemos satisfacen tus necesidades y expectativas. Nuestro sistema de gestión es dinámico. Trabajamos cada día buscando la mejora continua, aprendiendo de las experiencias y moviéndonos a la velocidad del cambio.

 En línea con nuestra visión, misión y valores corporativos, nuestro compromiso con la calidad es indiscutible:

  • Enfoque al cliente: Escuchamos a nuestros clientes, para suministrar productos y servicios que se adapten a sus necesidades.
  • Liderazgo: Desde la Dirección promovemos una cultura de la calidad en todos los niveles organizativos, con el fin de lograr todos nuestros objetivos.
  • Personas comprometidas: Un equipo de profesionales altamente cualificado y comprometido.
  • Enfoque a procesos: Procesos alineados para alcanzar los resultados previstos.
  • Mejora constante: Fomentar la mejora continua y la innovación.
  • Toma de decisiones basada en la evidencia: Seguimiento y medición de procesos clave para mejorar su eficacia y eficiencia.
  • Gestión de las relaciones: Contacto permanente con clientes y proveedores para colaborar conjuntamente en la mejora de los productos y servicios suministrados.

Nuestro compromiso 

Desde 1995, en PRECON tenemos implantado en todas nuestras plantas un Sistema de Gestión de Calidad, certificado conforme la norma ISO 9001, para el diseño, producción y montaje de prefabricados de hormigón. Además, en dos de nuestras fábricas, las de Alcázar de San Juan y Venta de Baños, el alcance incluye la producción de traviesas prefabricadas de hormigón.

Nuestras plantas disponen de la mejor tecnología para asegurar que los productos suministrados cumplen los requisitos de calidad establecidos. Asimismo, hemos diseñado nuestros procesos estableciendo un alto nivel de control en nuestras instalaciones productivas para minimizar los riesgos. Estos controles se inician en la recepción de las materias primas y fabricación de hormigones, y continúan en las actividades productivas a través de los autocontroles e inspecciones diarias.